1.- Comer cada 2 horas y media aproximadamente
Si esperamos demasiado tiempo entre una comida y otra el organismo cree que entrará en ayunas y se pone en modo de emergencia. Eso significa que el metabolismo se ralentiza para no gastar energía, pues el cuerpo no sabe cuándo volverá a comer y debe ahorrar.