13.- No distraerse al momento de comer
Nada mejor para una buena dieta que disfrutar de la comida casera. Que el momento de ingerir alimentos sea placentero es muy importante. No distraerse al momento de comer, aunque parezca tonto, mirar la televisión mientras se come lleva a comer más de la cuenta sin percatarnos. No es recomendable comer viendo TV por cuatro razones: se come más, se come peor, se adquieren malos hábitos y se está más expuesto a una publicidad perniciosa. Además, y aunque no es un tema propiamente relacionado con la obesidad, la todopoderosa televisión dificulta el desarrollo de relaciones familiares durante unos importantes minutos en común. Hay que evitar las discusiones en las horas de comida.