15.- Dormir entre 7 y 8 horas diarias
Nuestro cuerpo  y nuestro cerebro necesitan descansar y recargar sus energías para tener buena salud, si no dormimos lo suficiente, el cerebro no responde correctamente y por lo tanto, las actividades motoras, así como las mentales, no pueden realizarse de la mejor manera. Menos horas de sueño incrementa el riesgo de sufrir hipertensión, enfermedades cardíacas y hasta diabetes. Además, eso hace que tengamos más hambre de lo normal.  Dormir lo suficiente mejora las funciones físicas, previene enfermedades, favorece el trabajo mental e incrementa el rendimiento deportivo, entre otros beneficios para la salud. No cenes demasiado tarde y no abuses del jamón, queso, o tomate, ya que contienen tiamina, una sustancia que aumenta la liberación de un estimulante cerebral. Por el contrario, el yogurt, la leche, el plátano, son alimentos ricos en triptófano y pueden ayudarte a conciliar el sueño.