2.-  No saltarse el desayuno
Las personas que se saltan el desayuno son 4 veces más propensas a ser OBESAS que las personas que no lo hacen!

Tomar el desayuno en la mañana también te ayuda a iniciar tu metabolismo.

Si te saltas el desayuno y esperas hasta la media mañana o la tarde para comer, tu metabolismo funcionará más lento causando que tú no quemes la grasa extra.