3.- Servirse porciones moderadas, masticar bien y no comer tarde
Usar platos más pequeños a cambio de los grandes para limitar las comidas o tamaños de porción, y usar tenedores y cucharas de bebé que obliguen a tomar bocados más pequeños lo cual hará que la comida dure más tiempo, además te sentirás satisfecho más rápido con menor cantidad de calorías. Masticar todo lo que se come lentamente, por al menos de 8 a 12 veces. Tu cuerpo no se da cuenta que has tenido suficiente para comer hasta después de varios minutos de que has comido.